“AYUDAR A MI HIJA A SER UNA MUJER DE DIOS”

 

 

Hoy quiero hablar de la influencia que las madre tienen sobre sus hijas. Toda madre anhela que su hija llegue a ser una mujer de Dios; con todas las letras, íntegramente. ¿Qué otro objetivo puede competir con ese?. ¿Qué puedo desear mas para ella? Sí, hay otras cosas que espero para su futuro, pero todas ellas son secundarias; importantes, pero secundarias.

 

 

 

La Biblia y la historia nos ilustran sobre cuántos hombres y mujeres de Dios ejemplares no lograron formar bien a sus hijos e hijas. Y si bien los riesgos siempre existen. Dios ha dado hermosas promesas para quienes trabajan formando hijos. Déjame proponerte caminar juntas por algunas de las preguntas claves. Veamos:

 

 

¿Ve tu hija al Señor Jesucristo como su propio Salvador y Señor?

 

¿Ha nacido de nuevo tu hija?. ¿Ve en Jesucristo su personal Señor y Salvador?.

 

Estoy segura de que te has preocupado por enseñarle todo acerca de nuestro querido Salvador, pero si tu hija es muy pequeña aún y no lo ha hecho, o si ella no tiene la seguridad de haber hecho una entrega de su vida a Cristo. ¡hoy es el día!. ¿Qué mejor experiencia que hacerlo tú misma?. Guíala a un encuentro con El y estará lista para comenzar ese camino largo, trascendente y vital, el camino para llegar a ser una mujer de Dios.

 

 

¿Ve tu hija en ti a una fiel administradora de tus palabras y de tu vocabulario en cualquier circunstancia?

 

 

Siempre son necesarias las palabras en el momento justo. Quizá hemos fallado y lo mejor es una buena charla con ella para dejar todo en claro y aun, si hace falta, pedir perdón. ¡y hacerlo YA!. ¿Qué crees? ¿que perdemos o que ganamos autoridad si nos disculpamos delante de nuestra hija?.

 

Por otro lado, ¿cómo te escucha hablar y reaccionar cuando ocurre algo inesperado y molesto?.

 

 

En un orfanato iraqui, una nina dibujo en el suelo a una madre y se quedo dormida dentro. Sus cuidadores la encontraron asi.

 

“MADRE AUSENTE”

 

El peor de los castigos para cualquier nino.



 

 

¿Sabe tu hija que la amas?

 

Me dirás: “¡Por supuesto que la amo! ¡Ella se debe dar cuenta que la quiero! “¡Hago tantas cosas para día…!”. Y lo creo, pero quizá en este momento está necesitando algo más. Tómala en tus brazos, no importa la edad, y dile cuánto las amas y cuan importante es ella para ti. ¡Te sorprenderás por los resultados!

 

 

Hubo madres que fueron honestas cuando fallaron. Madres que pusieron vallas cuando el pecado quiso tomar a sus hijos, que supieron abrir su boca con sabiduría Proverbios 31:26Proverbios 31:26
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

26 Abre su boca con sabiduría y la ley de la clemencia está en su lengua.

WP-Bible plugin
. Madres que tuvieron al Señor como Rey y Señor de sus vidas, orando y derramando su alma por su hijo 1Samuel 1:15 y que fueron capaces de tomar la promesa del Señor del Salmo 144:12 y reclamársela al Señor para que las hijas fueran como “esquinas labradas”; toda una belleza para el evangelio glorioso.

 

 

Leave a Reply